La película de Marvel Studios ha recaudado 2.188 millones de dólares (1.955 millones de euros), 22 de los cuales han sido aportados por los espectadores españoles.

“Espero que empecemos a cansarnos de los Vengadores muy pronto”, decía hace un año James Cameron, por entonces el director de las dos películas más taquilleras de la historia: Avatar (2009), con 2.788 millones de dólares (2.490 millones de euros) y Titanic (1997), con 2.187 millones de dólares (1.954 millones de euros). Pero su deseo no se ha hecho realidad. En apenas 11 días, Vengadores: Endgame, la epopeya que pone fin a una década de películas de Marvel Studios, se ha convertido en la segunda película que más ha recaudado de la historia con2.188 millones de dólares (1.955 millones de euros), 22 de los cuales han sido aportados por los espectadores españoles.

Los números sorprenden por volumen y por velocidad, algo que ya se palpaba en su estreno, convertido también en el mejor de la historia tanto a nivel mundial (1209 millones de euros, 1.079 millones de euros) como a nivel español (10,2 millones de euros).

Hasta el momento, y sin tener en cuenta la inflación, sólo cuatro películas habían conseguido superar los 2.000 millones de dólares por venta de entradas en el cine: las mencionadas Avatar TitanicStar Wars: el despertar de la Fuerza (2015) y Vengadores: Infinity War (2018). Todas ellas tras acumular semanas y semanas en taquilla.

Las cuatro películas dedicadas a Los Vengadores tienen un hueco entra las 10 más taquilleras de la historia. A ellas se suma en el 10º puesto otro filme de Marvel Studios, Black Panther, que se convirtió en todo un fenómeno cultural en Estados Unidos tras su estreno y acabó nominada al Oscar a Mejor Película. Esto provoca que franquicias como Harry Potter se quedan sin películas en el ‘top ten’, donde tampoco hay hueco para las películas de animación de Disney/Pixar.

Como curiosidad, Disney adquirió Marvel Studios en 2009por 4.000 millones de dólares de la época (2.800 millones de euros). Y hubo quien no entendió la operación, como tampoco se explicaba como el estudio dirigido por Kevin Feigepretendía levantar un universo cinematográfico basado en los personajes de sus cómics que no habían sido adquiridos por las productoras de Hollywood, que al inicio de siglo se habían hecho con los personajes considerados por entonces más potentes: Sony con Spiderman, Univesal con Hulk y Fox con los X-Men y Los Cuatro Fantásticos. Precisamente, tras cerrar Disney la compra de 21st Century Fox por 62.800 millones de euros, personajes como Lobezno, el Doctor Muerte y Galactus podrán tomar protagonismo en las nuevas películas que ya prepara, aún en secreto, Marvel Studios.

Nota: Elmundo.es